Volver a inicio     Enviar a un amigo






El hombre, nunca en su historia, ha tenido la capacidad de desplazarse como en la actualidad: cada vez viaja con más frecuencia, de manera más rápida, y a lugares más distantes. Los motivos son múltiples: migratorios, militares, turísticos, comerciales, etc.

La Organización Mundial del Turismo ha constatado que el año 2013 cerró con un 5% más de desplazamientos internacionales que en 2012 y se prevé un crecimiento de entre el 4% y el 4,5% para 2014, por encima de las previsiones a largo plazo que anticipaban un crecimiento del 3,8% anual entre 2010 y 2020.

En el año 2013 se han producido  1.087 millones de llegadas turísticas, frente a los 1.035 millones de turistas internacionales en 2012, con un mayor crecimiento en los países avanzados (5%) frente a las economías más emergentes (3,8%). En Europa el comportamiento del turismo ha sido mejor del esperado, con un crecimiento del 5%, y alcanzando los 563 millones de llegadas. Los mayores aumentos se producen en los países de Europa Central y del Este (+7%) y del Mediterráneo (+6%). En América el turismo ha crecido un 4% respecto a los datos del 2012, alcanzando los 169 millones. El mayor crecimiento tuvo lugar en los destinos de América del Norte y América Central (4% en ambos casos), mientras que América del Sur (2%) y el Caribe (1%) mostraron cierta ralentización en comparación con 2012. En Asia y el Pacífico han recibido 248 millones de turistas internacionales, con el mayor crecimiento en el Sureste Asiático (+10 %), Asia Meridional (4%) y Oceanía y Noreste Asiático (4% en ambos casos). En África se han registrado 56 millones de llegadas internacionales, con una distribución variable, ya que en el Norte de África el turismo refleja una reactivación en la zona con un incremento del 6% y en los destinos subsaharianos ha aumentado un 5%.  Los resultados en Oriente Medio, con 52 millones de llegadas, fueron bastante heterogéneos e inestables.

España es en la actualidad el tercer país receptor del mundo, con 60,6 M de llegadas de turistas en el año 2013, un 5,6% más que en el 2012. De esta forma ha recuperado el tercer puesto en la lista de destinos más visitados, al adelantar a China y colocarse de nuevo por detrás de Francia y EE.UU. Además, 12-13 M de españoles viajan al extranjero cada año, de los que unos 950.000 (9%) lo hacen hacia zonas tropicales: 506.000 a América Central-Caribe y Sur, 280.000 a África (30.000 al África subsahariana, con predilección por los países occidentales, donde el riesgo palúdico es muy alto) y 165.000 a Asia y Pacífico.

Hoy día ningún punto de la tierra dista de otro más de 36 horas de viaje, tiempo inferior al período de incubación de la mayoría de las enfermedades infecciosas.

Es difícil dar datos exactos de los problemas de salud durante un viaje internacional, pero se ha estimado que por cada 100.000 viajeros y mes a los trópicos, 50.000 tendrán algún problema de salud, 8.000 se encontrarán lo suficientemente enfermos como para consultar a un médico durante el viaje, 5.000 pasarán algún día del viaje encamados a causa de enfermedad, 1.100 sufrirán algún grado de incapacidad durante o después del viaje, 300 serán hospitalizados durante el viaje o al regreso, 50 serán evacuados o repatriados y 1 fallecerá.

Las principales causas de muerte durante un viaje internacional son las enfermedades cardiovasculares (45%) y los traumatismos (15%). La mayoría de las muertes cardiovasculares se producen en el grupo de edad de 50-69 años, mientras que los accidentes en el de 20-29 años. Las enfermedades infecciosas, aunque son las responsables del 2% de los fallecimientos, representan la mayor causa de morbilidad y a diferencia de las anteriores son fácilmente evitables.

La posibilidad de adquirir una enfermedad varía enormemente dependiendo de las condiciones del viajero y del viaje.

Los factores de riesgo más reconocidos para la adquisición de una enfermedad infecciosa durante un viaje son: juventud e inexperiencia; enfermedad crónica, inmunodepresión, embarazo o infancia; viajes de mochila y aventura; visita a zonas rurales y fuera de las rutas turísticas habituales; duración del viaje superior a 4 semanas; viaje al África subsahariana (sobre todo a África occidental), y más aún si coincide con la época de lluvias. Los viajeros de larga estancia como expatriados y cooperantes constituyen un grupo especial, los que además de poder adquirir las enfermedades típicas del turista, están en riesgo de las enfermedades endémicas de la zona que afectan a la población local.

Es muy recomendable que todo viajero reciba un consejo sanitario antes de su partida (ver a donde ir antes del viaje). Es preferible un consejo individualizado, que se realiza tras una cuidadosa valoración de los riesgos específicos a los que va estar sometido el viajero, teniendo en cuenta todos los factores que aconsejan o desaconsejan una vacunación o una profilaxis determinada. Sólo de esta forma se evita la administración indiscriminada de medicamentos (que no están carentes de efectos secundarios, que cuestan dinero y que suponen una incomodidad y estrés para el viajero) o la protección insuficiente (con la consiguiente morbimortalidad del individuo y el hipotético riesgo de diseminación de la enfermedad). También es recomendable que el viajero enfermo a su regreso busque los cuidados especializados en los distintos centros sanitarios (ver a donde ir después del viaje).

El turismo debe contribuir al entendimiento y respeto mutuo entre hombres y sociedades, al desarrollo personal y colectivo, al desarrollo sostenible de los pueblos receptores y al aprovechamiento y enriquecimiento del patrimonio cultural de la humanidad.

 
20 de marzo, 2013
La información proporcionada en esta web no pretende reemplazar la consulta y diagnóstico de su médico ni la visita periódica al mismo. Ante cualquier duda busque siempre el consejo de su médico o farmacéutico. Glaxo Smith Kline no se responsabiliza por el uso, entendimiento y difusión que los usuarios hagan de la información aqui proporcionada.
X

Política de Cookies

"GlaxoSmithKline utiliza cookies para mejorar la experiencia de los visitantes de nuestros sitios web y ha publicado una política nueva cookies. En ella se explica qué son las cookies y cómo las utilizamos en nuestros sitios web.

Las cookies son pequeños archivos, compuestos por una cadena de letras y números, ubicados en algunas ocasiones en su ordenador por los servidores de páginas web. Permiten que el propietario del sitio web le distinga de los demás usuarios del sitio. Las cookies no se pueden ejecutar como código y no incorporan virus que nos permitan acceder a su disco duro. De este modo, no nos es posible acceder a la información de su disco duro, incluso si se almacenan cookies en él.

Los datos generados a través de cookies en las páginas web de GlaxoSmithKline se puede utilizar para diversos fines, incluyendo los siguientes:

  • · Para usos estrictamente necesarios: Estas cookies son esenciales a fin de que usted navegue por el sitio web y utilizar sus funciones, tales como el acceso a áreas seguras del sitio web.
  • · Rendimiento: Las cookies recopilan información acerca de cómo los visitantes usan un sitio web, por ejemplo, páginas que los visitantes van más a menudo y si reciben mensajes de error. Estas cookies se utilizan para mejorar un sitio web en versiones futuras.
  • · Funcionalidad: Estas cookies permiten que el sitio web recuerde decisiones que usted toma accediendo a él, como su nombre de usuario o el idioma y proporcionar una mejor experiencia de usuario.
  • · La focalización o la publicidad: Estas cookies se utilizan para entregar el contenido más relevante para usted y sus intereses.

No permitimos que terceros puedan anunciarse en nuestro sitio web, pero no podemos controlar los anunciantes que están permitidos por los proveedores de servicios de Internet para hacer publicidad mientras se navega en Internet.


Si usted no desea recibir cookies mientras navega por nuestros sitios web, puede modificar la configuración del navegador para que le notifique la recepción de cookies o puede optar por restringir o bloquear las mismas. Puede conocer más detalles acerca de cómo administrar las cookies al utilizar la función ‘Ayuda’ de su navegador, o puede visitar www.aboutcookies.org que proporciona información detallada sobre la gestión de las cookies en los navegadores más populares. Tenga en cuenta que algunas áreas de este sitio web podrían no funcionar correctamente si se desactivan las cookies.

Al cerrar este mensaje, da su consentimiento para el uso de cookies en este dispositivo de acuerdo con nuestra política de cookies a menos que usted las ha desactivado”

ESP/INS/0011/12